Santuarios de meditación

De Obra FCU
Saltar a: navegación, buscar
Signo jeroglífico acostumbrado para significar a Dios, Eterno Invisible: un gran círculo blanco con la estrella de cinco puntas en un azul vivo al centro. (Moisés, el vidente del Sinaí)
Candelabro de siete cirios (menorá o menorah en hebreo)
In234.jpg
Nen12.png
Li12.jpg

Recopilación de pasajes en la Obra de Josefa Luque sobre la descripción de los santuarios de meditación. En general todos coinciden en los siguientes elementos:

1. Estrella de cinco puntas
2. Candelabro de siete cirios
3. Incienso
4. Flores
5. Agua
6. Música

Pozo Durba[editar]

(MS, EL GRAN SACERDOTE DEL DESIERTO)

En la cabaña del Patriarca Jetro, en la pobrísima aldea Pozo Durba, en lo más solitario del anchuroso desierto vecino del Sinaí. La reunión se hizo en aquella cámara secreta, cuya entrada era la piedra corrediza en que aparecía grabado en alto relieve un retrato del Rey Anfión Athaulfo de Otlana (...) [luego] resolvieron que aquella cámara secreta sería en adelante Sala del Consejo, Templo de oración y sagrado lugar de Consagración.

  1. Siete integrantes: Moisés, Aelohin, Jetro, Carmi, Ohad, Hur y Layo.
  2. No bien terminada la evocación en que la lira de Layo y el laúd de Hur habían atraído una serenísima paz con la melodía ejecutada (...)
  3. La pilastra de piedra para el agua vitalizada sería colocada al centro del recinto,
  4. y en la muralla frente a la entrada, sería construido un pequeño pedestal sosteniendo una ara de mármol blanco en que se colocase el candelabro de siete cirios
  5. y un incensario para quemar incienso.
  6. En lo alto de la muralla debía colocarse la lámina de negro basalto con el grabado usual en todos los sitios consagrados a la Divinidad y con el signo jeroglífico acostumbrado para significar a Dios, Eterno Invisible: un gran círculo blanco con la estrella de cinco puntas en un azul vivo al centro.
música (lira y laud), agua vitalizada, candelabro de siete cirios, incienso, estrella azul de cinco puntas sobre círculo blanco

Monasterio budista[editar]

(CL, RESURRECIÓN)

Santuario íntimo y secreto llamado: Brahmo Samaj, que significa “Morada de Dios”.

  1. Integrantes: la Madre Adavana rodeada de siete monjas veladas y el órgano de Javidia.
  2. En el oscuro panel del frente brillaba una gran estrella de plata de cinco puntas sobre campo de brillante azul,
  3. y bajo ella sobre un altar de blanca piedra estaba encendido un gran candelabro de siete cirios.
  4. (...) el órgano situado en un ángulo apartado y sombrío, resonaba una dulce y suave melodía (...)
  5. En uno de los muros laterales había un estanque con bordes de mármol negro y en cuyas aguas serenas
  6. se abrían (...) nenúfares [planta parecida al loto] (...)
  7. Las vivas ascuas de un pebetero de cobre consumían los granos de incienso que se habían arrojado en él, y ese suave perfume (...) llenaba el ambiente de místicas ensoñaciones.
estrella de plata de cinco puntas sobre sobre un panel azul, candelabro de siete cirios, música (órgano), agua serena, flores (nenúfares), incienso perfumado

Santuario Esenio Quarantana[editar]

(AE, LOS ESENIOS)

  1. Integrantes: esenios maestros vestidos de blanco con una diadema azul con una estrella de plata
  2. les acercaron hacia el gran candelabro de siete cirios, en el cual sólo estaba encendido uno: era el grado primero que ellos tenían (...)
  3. detrás de la lámpara, y aparecieron siete grandes libros [de los profetas] abiertos sobre, un altar de piedra blanca
  4. encima de cada uno de ellos aparecían escritos en letras de bronce los nombres de los grandes maestros esenios desaparecidos: Elías, Eliseo, Isaías, Samuel, Jonás, Jeremías y Ezequiel.
  5. más arriba de los siete libros aparecía tallada en piedra, una copia de las Tablas de la Ley Eterna grabada por Moisés
  6. suspendida de la techumbre iluminando las Tablas de la Ley, resplandecía una estrella de plata, cuyas cinco puntas eran lamparillas de aceite que ardían sin apagarse nunca.
  7. Resonaron las cítaras de los esenios cubiertos todos con mantos blancos
  8. Con voces austeras y graves, cantaron a coro el salmo llamado el Miserere (...) Pedían a una voz y al son de sus cítaras y laúdes, el perdón de sus pecados y la misericordia divina sobre todos los hombres de la Tierra.
  9. El Servidor se ciñó a la frente por medio de un cordoncillo de seda azul, una estrella de plata de cinco puntas que simbolizan la Luz Divina
  10. Espirales de incienso se elevaban a lo alto, desde pebeteros colocados delante del altar de los siete libros de los Profetas.
  11. el Servidor destapó la pilastra de agua que había a la derecha de la gran lámpara de siete cirios (...) aguas fuertemente vitalizadas por setenta días
candelabro de siete cirios, incienso, pilastra de agua vitalizada, estrella de plata de cinco puntas y una lámpara de aceite en cada extremo, música (cantos a coro, cítaras y laúdes), decálogo, siete libros de los profetas sobre piedra blanca

Véase también[editar]