Planetas y estrellas

De Obra FCU
Saltar a: navegación, buscar
Ubicación de los planetas en el sistema solar, no está a escala.

Sistema solar[editar]

Muchos personajes en la Obra han emigrado de los siguientes planetas:

Exoplanetas[editar]

Se entiende que las almas originarias de alguna de las siguientes estrellas, o desterrados hacia ellas, ha tenido origen en algún mundo perteneciente a un correspondiete sistema planetario.

Astrología[editar]

Es un tema recurrente en la Obra la influencia de los astros en la vida de las personas, sobre todo al nacer. A continuación se citan algunos casos:

Existencia del fenómeno[editar]

  • [Hilkar en Llave de Oro] Algunos hacen de los signos del zodíaco la guía de sus fuerzas espirituales, que toman relacionadas con la humanidad, y están equivocados. Si se preguntaran: ¿Quién soy? ¿Para qué he venido a este mundo?, estarían más acertados. ¿Qué tienen que ver los signos del zodíaco con el cultivo interno de las almas? Lo mismo sucede con el plenilunio, que tiene influencia sobre la materia pero no sobre el espíritu. Estos conceptos erróneos están desviando casi todas las escuelas, grandes o pequeñas. [1]
  • [Enseñaza del Cristo a sus íntimos] La alquimia, la astrología y el cálculo en que han descollado tanto los caldeos y los egipcios, de las eternas moradas del Padre las trajeron para beneficio de la humanidad terrestre. (AE, EN PASAELIS)
  • El estudio de las relaciones existentes y reales entre los astros y los seres orgánicos que residen en los llamados planos físicos, porque predomina en ellos la materia es denominada Astrología. [2]
  • Cuando en la primitiva humanidad terrestre brillaban los primeros destellos de la inteligencia y de la razón, llegaban desde mundos lejanos a encarnar en medio de ella, espíritus cultivados en los múltiples conocimientos que forman hoy el vasto campo de las ciencias conocidas, en primer término la astrología y la botánica, que eran a la vez religión y terapéutica. [3]
  • Yhasua invitó a sus dos amigos a hablar privadamente con el sabio astrólogo persa Baltasar, a fin de que les diera orientación en sus vidas como cooperadores en su obra de salvación humana. Averiguados los datos precisos de ambas vidas, el sabio buscó en las influencias planetarias, en las taras hereditarias y en los caminos recorridos por aquellas dos almas [Judá y Faqui], a través de los siglos y de las edades (...) [4]
  • El Pharahome propuso celebrar el acontecimiento con algo duradero, grande y hermoso, que lo recordara permanentemente. Crear una Casa de Enseñanza, para los hijos varones de los pastores y agricultores del Nilo, en la cual se enseñaría música, propiedades curativas de las plantas, del agua, de los colores, la influencia de los astros en todos los seres y la escritura en papiro, que hasta entonces sólo en sus Santuarios se usaba. [5]
  • [Sobre la Shamurance] Seres tan perversos no son comunes en las humanidades que realizaron por las vías normales su proceso de evolución, pero debido a ciertas combinaciones de influencias planetarias sobre los instintos groseros y perversos de los seres recién salidos de una especie inferior, antes de haberse modificado en la escala ascendente de la evolución, quedan a veces estos terribles ejemplares, azote de la humanidad. [6]
  • ¿Cuál es la causa de que unas almas traigan a la vida, felices disposiciones para el bien y otras carezcan en absoluto de ellas? “Según mi entender, son dos las causas principales: las influencias planetarias y las taras hereditarias. (...) [sobre los discípulos de Antulio que encarnaron catorce veces seguidas por catorce siglos] Realizaban las uniones nupciales cuando las conjunciones planetarias eran propicias, y en el hijo primogénito de tales uniones, encarnaban los que venían a la vida como misioneros de la redención humana. De los hijos segundos y subsiguientes no podían tener la seguridad de haber sido engendrados en épocas propicias. [7]
  • Del apocalipsis de Antulio:

Este Cuerpo Mental o Intermediario está sujeto a muchas variaciones (...) Si la unión con la materia, la gestación o el nacimiento ocurren bajo una influencia astral decadente o mala, este Cuerpo Mental o Intermediario se verá fuertemente impulsado a apartarse del Ego o Yo Superior, cuya influencia benéfica sobre él se debilita paulatinamente y se identifica más con la materia física que llega a dominarle casi por completo con los instintos propios de la naturaleza animal, viciosamente desarrollados por la influencia astral antes dicha, y acaso en conjunción con una mala tara hereditaria.

En tal caso tenemos al hombre vicioso, malo, al hombre bestia, abrumado de todas las bajezas y ruindades de la más grosera materialidad. “La vida física del hombre no comienza pues, el día de su nacimiento, sino el día en que se realiza la unión del Cuerpo Mental Intermediario con el Cuerpo Mental de la que va ser su madre; secreto y profundo himeneo que le ata a entrambos para toda esa vida, y a veces para muchas vidas según las afinidades de los espíritus actores en ese grandioso drama de la vida física. Más que el momento del nacimiento, es el comienzo de la gestación el que marca de verdad o diseña el camino a cada hombre que entra a la vida física,

–en la Escuela del Maestro Antulio, no se contaban los años de un ser por el día de su nacimiento sino por el día de su concepción; y se preparaba con secreta y profunda enseñanza a los desposados, para que su entrada a la sala nupcial estuviese rodeada de todas las circunstancias espirituales, astrales y físicas, necesarias a la más hermosa y feliz entrada de la chispa divina al Santuario en que había de actuar en los planos de la vida material como hombre encarnado–. [8]

  • Profundos conocedores de las poderosas influencias planetarias, en conjunción con los pensamientos humanos, los esenios construían sus templos en tal forma, que una luz de oro del sol y la luz de plata de la luna se asociaran a sus más solemnes momentos de evocación al Infinito. [9]
  • Sabemos que hay seres que desde lejanos comienzos de vida física en especies inferiores, y por acontecimientos espirituales o por influencias astrales, tienen más predisposición al bien que al mal. [10]

Casos específicos[editar]

Júpiter y Venus[editar]

Yhausa[editar]

  • [Preludiando al encuetro de Melchor, Gaspar y Baltasar] Mientras tanto el himeneo grandioso de Júpiter y Saturno, al que poco después se unía Marte, había puesto en actividad las mentes iluminadas de Divino Conocimiento (...) (AE1, DESDE EL LEJANO ORIENTE)

Otros[editar]

  • Bohindra había llegado a la vida física bajo el halo simpático y altamente ventajoso de la influencia de Júpiter y de Venus en conjunción, lo cual le dio la gran lucidez espiritual que le conocemos y la intensidad de amor que hizo de él una lámpara de sabiduría y un arpa viva de amor universal entre la humanidad de su tiempo. [12]
  • [Sobre Vesperina, esposa de Numú] ¡Divinas y reales creaciones del amor de las almas sirianas nacidas bajo la influencia de Venus y mientras extiende Virgo su aura sutil e inmaculada! –exclamó Abel como deslumbrado por el extraño fulgor de aquella inocente e inefable ternura–. [13]

Marte y Saturno[editar]

  • Tanto Helia-Mabi como Shiva eran espíritus originarios de Venus, nacidos en esa vida bajo la influencia de Marte, algo debilitada por estar el astro un poco en descenso, circunstancias que hacían de ellos algo así como dos florones abiertos en luna menguante, llenos de belleza y suaves perfumes pero con escasa resistencia para las heladas y los vientos. [14]
  • Tenéis en La Paz tres espíritus de los Amadores Venusinos que cantan hasta cuando lloran: Bohindra, Zahín y Joheván. –Que ahora no es Joheván, sino Mabi, una joven impetuosa y alegre que se mueve como una ardilla –repuso Aldis–. Hasta el momento actual, no revela su origen venusino, pues ha nacido bajo la influencia de Saturno y éste neutraliza a Venus. –Dejad que pase un tiempo más y venga un gran dolor a sacudir su vida. A los de Venus no hay como el dolor para lanzarlos de un vuelo por su verdadero camino. [15]

Otros casos[editar]

(...) y como el agua, su elemento, está tan íntimamente relacionada con las influencias astrales, por fuerza y por necesidad los acuamundianos son dados a las exploraciones celestes, y esto sólo les hace comprender la vida universal de un modo mucho más elevado (...) El origen planetario influye mucho en la orientación y gustos de un espíritu –continuó diciendo Walker de Atropatene, que así se llamaba el archivero del Santuario del Mar Caspio–, y vuestro profundo sentimiento de amor fraternal, lo traéis a mi juicio, aparte de vuestra evolución, de Sirio vuestro planeta de origen; quiere decir, que también sois acuamundiano pero del sistema de Sirio. [16]

(...) pueden asimismo acelerar o retrasar nacimientos, por evitar influencias astrológicas adversas a la misión que traen a la vida seres de evolución avanzada, y de cuya actuación dependerá el adelanto o retraso de grandes porciones de humanidad.

Una de estas grandes y fuertes Inteligencias [un Heraldo] presidió mi nacimiento, que se realizó una luna antes del tiempo normal, con lo cual se consiguió que se realizara bajo la influencia de Júpiter y Venus, que convenían a la tarea marcada por mi Ley, para esta hora de mi viaje eterno. [17]

Es un astro vinculado a nuestra tierra por las poderosas leyes de la atracción. Es un astro benéfico que ejerce influencia en los cuerpos orgánicos de hombres y animales, en la germinación y vida de las especies vegetales, y en los profundos dominios del mar. Tal influencia la ejerce, así le deis vuestra adoración y vuestras ofrendas como se las neguéis (...)

Si hacéis la poda de vuestros árboles florales y frutales en luna llena, ellos rendirán de seguro el ciento por uno. Si troncháis vuestros bosques en luna menguante, las maderas se secarán más pronto y los artesonados, puertas y muebles que hagáis con ellas, no serán roídos por la polilla. Hasta en la médula de los huesos, en los cuerpos de hombres y animales penetra la influencia lunar, como lo tienen observado y comprobado nuestros terapeutas al curar huesos fracturados en distintas fases de la luna. [18]

Véase también[editar]

Astrología Experimental[editar]

Fuera de la Obra de Josefa Luque, y gracias al adelanto alcanzado en astronomía gracias a la ciencia y su método científico, sumando el surgimiento de nuevas herramientas estadísticas y tecnológicas que permiten sistematizar "en cierto grado" el conocimiento astrológico experimental, se sugieren a continuación algunos artículos relacionados:

Referencias[editar]

  1. Llave de Oro, cap. "El Camino Unilateral"
  2. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "La sabiduría de los Dakthylos"
  3. Arpas Eternas - Cumbres y Llanuras, cap. "Los desterrados y las alianzas"
  4. Arpas Eternas, cap. "Hacia el Eufrates"
  5. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "La magia del amor"
  6. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "La Gran Alianza"
  7. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "Una luz en las tinieblas"
  8. Moisés el vidente del Sinaí, cap. "El hierofante Isesi de Sais"
  9. Arpas Eternas 1, cap. "A los montes de Moab"
  10. Arpas Eternas, cap. "El papiro 79"
  11. Arpas Eternas 1, Escenarios del Infinito
  12. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "La apoteosis del Hombre Luz"
  13. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "El nido en la cruz"
  14. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "Las espinas del rosal"
  15. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "Remembranzas"
  16. Orígenes de la Civilización Adámica, cap. "El Kobda Archivero"
  17. Arpas Eternas 1, cap. "A los montes de Moab"
  18. Arpas Eternas, cap. "En los bosques de Iturea"