Padre nuestro

De Obra FCU
Saltar a: navegación, buscar

Tal como viene esta escena relatada en Arpas Eternas [1].

Y él, de pie en la proa de una barca que se balanceaba sobre las olas, rodeado por sus doce inseparables, hablaba a la muchedumbre sobre su tema favorito: "El amor a Dios nuestro Padre y al prójimo nuestro hermano" (...) ¿Cómo debe ser mi súplica al Padre Celestial? Y yo os contesto, que del mismo modo que pide el niño a su madre sin rebuscadas palabras y sin los adornos de la retórica, con la sola expresión de lo que necesita vuestro espíritu y vuestro cuerpo:

  1. ¡Padre nuestro que estás en los cielos!...
  2. alabado sea tu Nombre.
  3. Venga a nosotros tu Reino y hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.
  4. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
  5. Perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores
  6. Y no nos dejes caer en la tentación,
  7. mas líbranos de todo mal.

El Padre sabe que todo esto lo necesitáis, mas su divina ternura para vosotros, se deleita en vuestra fe, amor y confianza en Él y quiere que así se lo manifestéis.

Referencias[editar]

  1. Arpas Eternas, cap. "El año treinta y uno"