Esenios

De Obra FCU
Saltar a: navegación, buscar
Esenios.png

Fueron los discípulos y continuadores de Moisés y educadores de Yhasua.

Los Esenios como los Dakthylos del tiempo de Antulio, y los Kobdas del tiempo de Abel, cumplieron admirablemente su cometido de precursores del Hijo de Dios. [1]

Sobre la Comunidad[editar]

Creación de la Orden[editar]

La Fraternidad Esenia tiene como fundador al hijo adoptivo de Moisés, llamdo Essen, el cual junto a otros seis Levitas (Sabdiel, Jonathan, Saúl, Asael, Nehemías y Azur) disidentes de las tergiversaciones de La Ley que comenzaron a surgir entre el puebblo hebreo (como hacer sacrificios animales), decidieron subir al Monte Moab para seguir el legado de Moisés. (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

[Usaban] libros de los Salmos, donde cantaban las glorias de Dios o reclamaban su misericordia para la humanidad terrestre. (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

Esenios públicos[editar]

Yohanán el Bautista; no fue sino el eco formidable de la gran voz de la Fraternidad Esenia que hablaba a la humanidad de la Palestina, como la más inmediata al nacimiento del Hombre Luz sobre ese rincón de la Tierra. [1]

Esenios, fueron los cristianos del primero y segundo siglo, hasta que la inconsciencia humana empezó a obscurecer la excelsa figura del Hombre de Dios, y a perseguir como heresiarcas a los que luchaban por conservar su doctrina, tal como la habían bebido de su Inteligencia superior. [1]

Vida diaria[editar]

Abluciones y comida[editar]

[En el Monte Moab] Entraron todos a las piscinas de baños para realizar la ablución de inmersión, que como medida de higiene y limpieza ordenaba la ley antes de la comida de la noche. Luego iban en conjunto al comedor, sitio en el cual era permitido el recreo y el solaz durante la comida, y allí se referían todas las noticias que los viajeros traían del exterior. (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

—Los esenios no comemos sino dos veces al día. La primera ya pasó y la segunda vendrá a la caída de la tarde. (AE, YHASUA Y NEBAI)

Trabajos mentales[editar]

Sobre el Santuario del Monte Hermón: (AE, EL APOSTOL JUDAS TADEO)

“Es como una embriaguez de soledad, de vida espiritual, que comienza al clarear el alba y termina cuando los ojos se cierran al sueño.

“Ahora comprendo mejor el extremado amor de los Ancianos a la soledad absoluta que gozan en sus Santuarios de grutas abiertas en la montaña.

“Ya no me asombra de que ellos obtengan maravillosas visiones, altos conocimientos de las leyes divinas que rigen los mundos y las almas.

“De esta soledad extraen ellos todo el poder y toda la fuerza que ponen en acción cuando bajan de su montaña santa, para llevar a sus semejantes la paz, el consuelo y la salud.

“Cada gruta o celdilla habitada por cada uno de ellos, aparece cubierta en su muro interior por tablillas con nombres de sus protegidos del mundo exterior, con una frase que pone de relieve el dolor que sufre. Y al lado de esos nombres se ven palabras como éstas:

  • Esposa abandonada con hijos pequeños
  • Madre viuda olvidada de los hijos
  • Anciano paralítico sin nadie a su lado
  • Cautivo por veinte años en el presidio de...
  • Sentenciado a pena de muerte si no se descubre el autor del crimen dentro de cuarenta días
  • Cautivo perpetuo, y su mujer e hijos abandonados
  • Leproso
  • Tuberculoso
  • Demente
  • Fugitivo de la justicia por homicidio, intenta matarse en el precipicio si es descubierto...

“Y así, tío Ananías, el solitario tiene ante su vista los cuadros de dolor que debe remediar con la fuerza de su pensamiento y de su amor, unidos a la acción sabiamente encaminada al bien de sus semejantes.

Rituales[editar]

Iniciación[editar]

Juramento[editar]

(AE, LOS FESTINES DEL CARMELO)

—Hermanos: ¿Reconocéis la Ley de Moisés como la más perfecta emanación del Altísimo, para encaminar a la humanidad a su eterno destino?

—La reconocemos y aceptamos en todas sus partes –contestaban a coro hombres, mujeres y niños.

—¿Reconocéis y adoráis al Dios Único, eterna fuerza creadora, conservadora y renovadora de todo cuanto existe en el vasto Universo?

—Lo reconocemos y adoramos –volvía a contestar la multitud.

—¿Estáis conformes con la Orden Esenia a la que pertenecéis, y dispuestos a hacer por su conservación y pureza todo cuanto esté de vuestra parte?

—Amamos a la Orden como a nuestra vida, y haremos por ella cuanto nos sea posible en nuestras fuerzas y capacidad.

Misión[editar]

Digresión de Hilarión: (AE, LOS FESTINES DEL CARMELO)

Si los Profetas Blancos de Anfión, los Dakthylos de Antulio y los Kobdas de Abel, marcaron rumbos a la humanidad en la prehistoria, los esenios de Moisés tienen sobre sí la gloria inmarcesible de haber sido los Precursores y los Maestros del Cristo en su jornada final, en la coronación gloriosa de su obra redentora de la humanidad.

Más aún: los Esenios han dado la orientación para la vida espiritual en la actualidad. Ellos mecieron la cuna del cristianismo naciente, y encaminaron sus primeros pasos. Sólo cuando el Cristianismo fue oficializado a partir de Constantino, dejó en gran parte la vieja senda de los esenios.

Ellos volvieron a sus grutas o murieron en horcas y hogueras, ajusticiados como Savonarola, el fraile dominico con alma y vida de esenio. ¡Así es como paga la humanidad, la Reina Ciega, a los que quieren darle la vista, la salud y la redención!...

Convicciones[editar]

  • Los seguidores del Ungido somos como la simiente de Abraham, más numerosa que las arenas del mar y las estrellas del cielo. Si uno sólo queda con vida, ese solo bastará para hacerle conocer por toda la faz de la tierra. [Decían los ancianos del Monte Carmelo al Apóstol Bartolomé] (AE, BARTOLOMÉ DE CORAZÍN)

Libros Sagrados[editar]

Libros de Moisés[editar]

Pentateuco, manuscritos originales en jeroglíficos egipcios:

  1. Génesis
  2. Éxodo
  3. Levítico
  4. Números
  5. Deuteronomio

Estos libros están incluídos en la Biblia de los cristianos, en la Torá judía y en el Corán de los musulmanes; pero han sio interpolados innumerables veces con distintos intereses después de la muertede Moisés. Así el pentateuco ha sido transformado ampliamente en las múltiples traducciones realizadas a lo largo de los treinta y cuatro siglos que tienen de antiguedad en la época actual (2017 d.C.).

Profetas[editar]

Libros y Memorias de los Grandes Profetas. Y cada casilla ostentaba un nombre: Elías, Eliseo, Isaías, Ezequiel, Samuel, Jonás, Jeremías, Oseas, Habacuc, Daniel, etc., etc.

Profetas Mayores[editar]

  1. Elías (Juan el Bautista)
  2. Eliseo
  3. Isaías
  4. Samuel (Apóstol Juan)
  5. Jonás
  6. Jeremías
  7. Ezequiel

Cf. con Essen y los seis Levitas; así también con los siete arcángeles, .

Grados[editar]

Los Esenios tenían siete grados dentro de la orden.

En los tres primeros grados, los ancianos maestros podían suprimir años cuando los adelantos del postulante eran notables, y el sujeto habría vencido todas las dificultades para el cumplimiento de lo que estaba prescrito. [2]

Terapeutas peregrinos[editar]

(...) se preparaban para formar entre los terapeutas peregrinos, que eran los dos primeros grados que debían pasar los Esenios antes de entrar a la vida solitaria de desarrollo de las facultades superiores del espíritu. (AE, CAMINO DE LA CUMBRE)

Ceremonia de paso de grado[editar]

[La ceremonia descrita para pasar del grado cuarto al quinto es la siguiente:] (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

Introducción

[Los Esenios de Moab tenían un] sitio de las Asambleas de Siete Días para examinar las obras, los hechos, los progresos espirituales, mentales y morales de los Hermanos que debían subir a un grado superior.

Los Hermanos que debían ascender, vestían durante esos Siete Días túnica violeta de penitencia y cubiertos de un capuchón, ni podía vérseles el rostro, ni ellos podían hablar absolutamente nada.

Entregaban su carpeta donde aparecían sus obras y las luces divinas, y los dones que Dios les había hecho en sus concentraciones, y las debilidades en que habían incurrido, y el desarrollo de sus facultades superiores.

Escuchaban las deliberaciones de los Ancianos que hablaban libremente como si los interesados no estuviesen oyéndoles, y asimismo exponían su fallo favorable o no según los casos.

Aprobación

Si el fallo era favorable, los graduados levantaban su capuchón y el gran velo del Templo era descorrido para que pasaran todos al Tabernáculo de las ofrendas, donde el Gran Servidor encendía con un cirio de los Setenta que allí ardían, una hoguera sobre una mesa de piedra y en ella se quemaban las carpetas con la última confesión de los graduados.

El oficiante decía en alta voz:

El fuego de Dios reduce todo a cenizas, lo grande y lo pequeño, lo bueno y lo malo. Y la ceniza es olvido, es silencio, es muerte.

Y cantaban el Salmo de la Misericordia o Miserere, arrojando incienso y mirra a las ascuas mientras el oficiante añadía:

Sea agradable a Vos, omnipotente Energía Creadora, Causa Suprema de toda vida, de todo bien, la ofrenda que acaban de hacer de los siete años vividos en vuestra Ley, estos Hermanos, que reclaman de vuestra inmensa Piedad, el don de ser acercados a Vos por nuevas purificaciones, que serán otros tantos holocaustos en favor de la humanidad, herencia del Cristo.

Acto seguido, les vestían las túnicas de blanco lino y les ceñían a la frente una cinta de púrpura con tantas estrellas de plata de cinco puntas como grados habían pasado.

Y a la cintura les ceñían un cordel de lana color púrpura que se llamaba el Cíngulo de Castidad, en cuyos colgantes tenía tantos nudos cuantos grados había pasado.

Conclusión

Entonces y sólo entonces, los graduados subían las siete gradas del Tabernáculo, donde se hallaba un gran cofre de plata cincelada que el Gran Servidor abría.

Allí se veían las Tablas de la Ley rotas por Moisés y unidas cuidadosamente por pequeñas grapas de oro. Con profunda emoción iban poniendo sus labios en besos reverentes sobre aquellos caracteres grabados por el Gran Ungido (...)

Grado 1[editar]

Llamado el grado de "Hospitalidad y silencio". Estuvieron por al menos 6 años en este grado los esenios Josías, Alfeo y Elcana.

Rito

Ablución del rostro.

Personajes

En Arpas Eternas 1 se menciona que fueron esenios de primer grado:

  • Josías (pastor de Belén)
  • Alfeo (pastor de Belén)
  • Elcana (tío de Myriam)

Grado 2[editar]

Si cumplían la Ley, podían curar con sus manos.

Se añaden dos horas diarias de trabajo para apoyar a los desamparados.

Una vez entrados al grado segundo, Josías, Alfeo y Elcana tendrían que permanecer siete años en ese grado para pasar al siguiente.

Rito

Ablución de manos.

Personajes

  • Josías (pastor de Belén)
  • Alfeo (pastor de Belén)
  • Elcana (tío de Myriam)
  • Matías (Cabaña del Monte Hermón)

Grado 3[editar]

En palabras de un Maestro Esenio al joven Apóstol Pedro:

Un esenio del grado tercero, no puede concurrir a un festín con atavíos suntuosos si sabe que cerca de él hay seres humanos que padecen hambre, frío y desnudez; sin antes remediar esas necesidades de sus hermanos y después concurrir al festín.

No puede decir nunca una mentira para excusar una falta, o para conseguir la satisfacción de un deseo aunque sea lícito.

No puede revelar los delitos ocultos del prójimo sino en el caso de que sea condenado un inocente.

No puede tomar parte en un asunto o negocio donde se perjudique un tercero, aunque le sea desconocido.

La voz de la amistad o de la sangre, no le llevará jamás a cometer una injusticia en caso de que deba ser juez entre un familiar y un extraño.

Deberás dar dos horas de tu trabajo o su equivalente si tiene abundancia, para el fondo de socorro a los menesterosos que la Orden tiene instalado en cada aldea de nuestro país. [3]

Personajes

Grado 4[editar]

Cirios se denominaban a sí mismos los esenios que habían ya escalado el grado Cuarto de la Fraternidad, pues que debían tener las características propias de un cirio: derramar la luz de Divina Sabiduría y calor del fuego sagrado del Amor que lleva hasta la muerte, si de ella ha de surgir la redención de las almas. (AE, A LOS MONTES DE MOAB)

Personajes

Grado 5[editar]

Para que un esenio pueda subir al grado quinto, ya no debe tener lazo alguno que le ate a la vida material, ni siquiera un recuerdo que turbe su quietud interior. (AE, MORADAS DE EXPIACIÓN)

Personajes

Grado 7[editar]

Los terapeutas que pertenecían a este grado llevaban la estrella de cinco puntas en el pecho.

Personajes

  • Tholemi

Grado de Maestro[editar]

Como prueba para ser consagrados Maestros de Divina Sabiduría, Yhasua y Yohanan dieron discursos sobre las siete cuestiones que abarcan toda la ciencia de Dios, de los mundos y de las almas [4]:

  1. Dios
  2. los Mundos
  3. las Almas
  4. la Ley de la Evolución
  5. la Ley del Amor
  6. la Ley de Justicia
  7. los Mesías o Inteligencias conductoras de humanidades

Santuarios[editar]

Eran 6 los Santuarios Esenios en la época de Yhasua:

  1. En los Montes de Moab, ribera oriental del Mar Muerto.
  2. El de Quarantana, cerca de En-Gedí en la ribera occidental del Mar Muerto.
  3. Monte Hermón, en la cadena del Líbano.
  4. Monte Ebath, en Samaria.
  5. Monte Carmelo, en Galilea.
  6. Monte Tabor, en Galilea.

Estaban obligados por una ley común a todos los Santuarios, de enviar substitutos y reemplazantes de los que enfermaban o morían en el Santuario de Moab, donde jamás debían faltar los Setenta Ancianos de que formó Moisés su alta Escuela de Divina Sabiduría. [1]

Profundos conocedores de las poderosas influencias planetarias, en conjunción con los pensamientos humanos, los esenios construían sus templos en tal forma, que una luz de oro del sol y la luz de plata de la luna se asociaran a sus más solemnes momentos de evocación al Infinito. (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

Moab y Nebo[editar]

Montes de Moab
Monte Nebo en la Actualidad.

El Gran Santuario de la Fraternidad Esenia estaba ubicado en los Montes de Moab, en la ribera oriental del Mar Muerto. Ellos custodiaban los restos mortales de Moisés y sus escritos originales, los cuales se econtraban en Monte Nebo. En el Monte Abarín se llevó a cabo la asamblea de cinco escuelas de Divina Sabiduría a doce lunas del nacimiento de Yhasua.

  • Anuncio del nacimiento de Yhasua: (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

Hacia el opuesto lado del estrado se veía una abertura que daba paso a otra caverna, la cual era utilizada para sepultar a los Ancianos que morían en el Gran Santuario Madre.

Sus momias aparecían disecadas de pie, adheridas a los muros de la caverna por soportes de cobre. Aquella multitud de momias vestidas de túnica de lino y con capuchón blanco, a la temblorosa luz de las cerillas parecía como que fueran a echarse a andar para recibir a los visitantes vivos que acababan de llegar.

—¡Muertos ellos y muertos nosotros, para aquello que los humanos llaman vida! ¡Vivos ellos y vivos nosotros para la verdadera vida, que es Esperanza, Amor y Conocimiento!

Dijo el Gran Servidor que captó la onda de lúgubre pavor de los tres esenios viajeros no familiarizados todavía con aquella inmóvil familia blanca y muda, que hacía la guardia a la caverna sepulcral de Moisés.

Consejo de los 70[editar]

Los Setenta Ancianos estaban subdivididos en siete Consejos. [4]

Para llegar a ocupar un sitio entre los Setenta de Moab, es necesario haber dejado de ser carne para transformarse en un serafín de amor que arde siempre sin consumirse. (AE, MORADAS DE EXPIACIÓN)

Personajes

Lista de esenios que habitaban el Gran Santuario de Moab:

  • Abiatar (Quarantana)
  • Encarnación de Hilkar (de la época de Antulio)
  • Encarnación de Adonai (de la época de Adonai)
  • Ezequías de Sichen (servidor a doce lunas de nacido Yhasua)

Quarantana[editar]

Ubicado cerca de En-Gedí, en la margen occidental del Mar Muerto.

Eran siete solitarios y estaban autorizados para ascender Esenios hasta el grado tercero.

Hermón[editar]

Monte Hermón en la Cordillera del Líbano.

Ubicado en Siria, en la frontera con Líbano, al suroeste de Damasco y noreste de Cesárea de Filipo.

Orografía

Tiene una altura máxima de 2'814 msnm. Is the highest mountain in the vicinity of Israel. Its melting snow is the main source of the Jordan River.

Eran cuarenta y nueve solitarios que habitaban aquel Santuario.

El Servidor era Hilarión.

Según la tradición

En el Libro de Enoc se menciona que los ángeles caídos descendieron al Monte Hermón.

Mount Hermon is one possible location of Jesus’ transfiguration.

Ebath[editar]

Ubicado en Samaria.

Eran 25 solitarios en este Santuario, y a causa de algunos que desviaron su camino, éste quedó deshabitado, atacado por el Sanhedrín y fue tomado por malechores. En un episodio del apostolado de Yhasua joven, se logra rescatar a tres Esenios que habían quedado ahí encadenados. Posteriormente se designa por anuncio espiritual del que fuera Servidor de ese Santuario, el anciano Ismael, que cada Santuario de los otros restantes enviaría a dos miembros para reestablecer el Santuario del Monte Ebath.

Más información es presentada en el siguiente artículo: Los Esenios del Monte Ebath.

Carmelo[editar]

Costa del Monte Carmelo en la actualidad.
Caverna de Elías, Santuario Esenio.

Ubicado en Galilea.

Allí se refugiaron los últimos Dakthylos cuando se vieron perseguidos en el Ática prehistórica. (AE, YHASUA Y NEBAI)

[Descripción en: (AE, EN LAS GRUTAS DEL CARMELO)]

El Santuario del Carmelo era la gran caverna de Elías Profeta, al centro de una serie de pequeñas o grandes grutas, que se abrían en las profundas gargantas de la montaña, cuyos pies lamía el Mediterráneo.

No se veía allí más que cinco grandes cirios colocados en basamentos de un trozo de roca. Recordaban los cinco niños con que Hilkar de Talpakén había fundado su Escuela.

Al centro, había una roca blanca labrada en forma de copa, cuyos bordes llegaban a la altura del pecho a hombres de regular estatura. Dicha copa estaba siempre llena de agua, y recordaba la copa en que la humanidad hizo beber la muerte física al más grande hombre de ciencia hasta entonces conocido: Antulio de Manh-Ethel.

Según la tradición

It was on Mt. Carmel where Elijah proves to people that God is the one true god. He does this by calling down fire from Heaven to ignite a water soaked sacrifice.

Tabor[editar]

Monte Tabor.

Ubicado en Galilea.

En el Tabor se encontraban los sarcófagos funerarios del Profeta Eliseo, discípulo de Elías, de Jeremías y de Ezequiel.

Según la tradición

Tradition claimed Mt. Tabor as the Mount of Transfiguration, but Mt. Hermon is the most likely candidate for the location.

Salmos[editar]

En distintas ocasiones los Esenios y amigos de Yhasua cantaban salmos que de cierta forma han sido preservados en el antiguo testamento, y son así accesibles hoy en día en las múltiples versiones de la Biblia. También se pueden encontrar en Youtube versiones cantadas de los salmos, principalmente por carismáticos católicos.

Miserere[editar]

Los Ancianos empezaron a cantar el Salmo llamado de la Misericordia, mientras agitaban incensarios alrededor de aquella inmensa caverna. Es el Salmo 136 y cuya letra original dice así: (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

Alabemos a Jehová porque sólo Él es bueno, porque es eterna su misericordia.

Alabemos al Dios de los dioses, porque es eterna su misericordia.

Alabemos al Señor de los señores, porque es eterna su misericordia.

A Dios que hace grandes maravillas, porque es eterna su misericordia.

Al que hizo los cielos con sabiduría, porque es eterna su misericordia.

Al que extendió la tierra sobre las aguas, porque es eterna su misericordia.

Al que cubrió los espacios de grandes luminarias, porque es eterna su misericordia.

Al que en nuestro abatimiento derramó paz sobre nosotros, porque es eterna su misericordia.

Alabemos al Dios de todos los cielos,

  • en la noche y en el día,
  • en la vigilia y en el sueño,
  • en la calma y en la angustia,

porque es eterna su misericordia.

Así sea.

Momentos en que fue cantado[editar]

En la ceremonia para pasar al grado segundo, los esenios Elcana (tio de Myriam), Josías y Alfeo cantaron el salmo "Miserere" [5].

Apenas descubierta la momia de Moisés, los Ancianos [de Moab] empezaron a cantar el Salmo llamado de la Misericordia, mientras agitaban incensarios alrededor de aquella inmensa caverna. (AE1, A LOS MONTES DE MOAB)

En la Biblia[editar]

El Salmo 136 enla Biblia contiene 26 versículos e incluye además, versos de gratitud a Dios por haber matado a los hijos mayores de Egipto, por matar a Reyes enemigos, etc. Éste puede leerse en el siguiente enlace.

Nota: El Salmo 51 en la Biblia, es también llamado "Miserere", y es un salmo del Rey David cuando el profeta Natán fue a verlo por haber cometido David adulterio con Betsabé. Versión cantada en Youtube: Sangre y Agua - Salmo 51.

Salmo 23[editar]

El anciano Esenio Eliezer de Esdrelón recitó en hebreo y con emocionante ternura el Salmo 23 en la primera asamblea cristiana después de la partida del Maestro en casa de Myriam: (AE4, LA HEREDAD DEL PADRE)

Dios es mi pastor y nada me faltará.
Entre delicados pastos me hará pacer.
Junto a mansas aguas me vigilará.

Confortará mi alma y me guiará
a sendas de justicia por amor a su Nombre.

Aunque camine por valles de sombras de muerte,
no temeré mal ninguno, porque tú,
mi Dios estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezarás mesa delante de mí
en presencia de mis perseguidores,
pues ungiste mi cabeza con tu óleo
y mi copa está rebosante de tu elixir de amor.

El bien y la misericordia me seguirán
todos los días de mi vida
y en tu casa, ¡oh, Jehová!,
moraré hasta el último de mis días.

Salmo 42[editar]

Cantado en el monasterio de monjas de la Madre Adavana. (CL, RESURRECIÓN)

“Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por Ti ¡Oh, Dios! ¡El alma mía! “¡Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo!... ¡Cuándo será que llegaré y apareceré delante de Dios!...”

“Mis lágrimas fueron mi pan de día y de noche; oyendo que todos me dicen: ¿Dónde está tu Dios que no te consuela?”

“¿Por qué te abates, oh, alma mía, y por qué te conturbas en mí? Espera en Dios, que aún tienes que alabarle; es Él mi salvamento y delante de mí está el único Dios mío”.

Salmo 148[editar]

Salmo de la Alabanza. Cantado en el monasterio de monjas de la Madre Adavana. (CL, RESURRECIÓN)

“¡Alabad al Señor en los cielos!... ¡Alabadle en las alturas! ¡Alabadle vosotros todos, ángeles suyos! ¡Alabadle sol y luna, y vosotras lucientes estrellas!”

Los Esenios fuera de la Obra[editar]

Los Esenios y el cristianismo[editar]

Si bien es cierto que existen similitudes teológicas y de algunas costumbres entre los esenios y los primeros monjes cristianos, los expertos señalan que no se puede ver en ello una sucesión histórica. (falta referencia)

Otras fuentes[editar]

  • Los escritos de Flavio Josefo sobre los Esenios
  • Los escritos sobre los Esenios del escritor Húngaro: Edmund Bordeaux Szekely

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Arpas Eternas 1, "cap. Los Esenios"
  2. Arpas Eternas, cap. "Simón de Tiberíades"
  3. Arpas Eternas, cap. "Simón de Tiberíades"
  4. 4,0 4,1 Arpas Eternas, cap. "En el santuario de Moab"
  5. Arpas Eternas 1, cap. "Los Esenios"