Cómo se ha de evitar la mucha familiaridad

De Obra FCU
Saltar a: navegación, buscar

PK DIÁLOGO I-8

Cómo se ha de evitar la mucha familiaridad

Cristo:

¡Cuidado, no descubras a cualquiera El íntimo sentir del corazón, Comunica tus cosas con el sabio, Que antes que todo, se gobierna en Dios.

Con jóvenes extraños, habla poco, Porque poco te pueden enseñar; Con los ricos no seas lisonjero, Ni con los grandes busques de tratar.

Acompáñate sí con los humildes Que no esconden engaño ni doblez, Busca aquéllos que son espirituales Que es con ellos que puedes aprender.

Es peligroso el demasiado trato Con almas de grosera condición, Busca hablar con los justos, que a su lado, Creerás hallarte sumergido en Dios.

Desea sólo el familiar abrazo Con tu Dios y sus ángeles, no más, Y huye el ser conocido de los hombres Que sólo turbación te pueden dar.

Muy justo es que para todos tengas Una tierna y piadosa caridad, Mas no a todos, familiar confianza Les debes otorgar.

A persona que no te es conocida, Con prudente cautela debes ir, Que aunque ella sea de brillante fama Distinto sea al tuyo su sentir.

Piensas, a veces, agradar a otros Con tu amena y sutil conversación, Y quizá desagradas porque falta Entre todos, la justa comprensión.

El Alma:

¡Ardua tarea la de hallar amigos Que comprendan y sientan como yo! Es por eso, Señor, que al lado tuyo, Estoy cierto de hallar consolación.